+54 341 4941385 | Carcarañá, Santa Fe, Argentina.

La madera en los techos planos. Parte III

Seguimos adelante con esta tercera y última parte del tema de los techos planos con estructura de madera.

En esta oportunidad volveremos a exponer casos de interés en donde se pueden terminar de despejar las dudas respecto del empleo del material madera para este  tipo de cubiertas.

Si bien, y como mencionábamos en las anteriores partes de esta suerte de saga de techos planos, que actualmente han empezado a difundirse, es habitual que surjan dudas respecto de soluciones tecnológicas o de si el material es adecuado para estos usos.

Un simple dato: Los entrepisos de madera.

Sumamente difundidos en nuestro medio, en particular cuando de ampliaciones se trata. Parecen ser una solución ideal para realizar entrepisos en construcciones ya terminadas y con personas viviendo en ellas.

Su rapidez y limpieza de montaje la hacen ideal para esos usos.

Que es un entrepiso de madera más que una estructura horizontal al igual que un techo de los denominados planos.

En el caso del techo solo se suma la función hidrófuga, es decir, evitar que el agua exterior ingrese en la construcción.

Una solución poco difundida para techos planos con estructura de madera, es el empleo de contrapisos húmedos como elemento que conforma una pendiente y finalmente la colocación de una membrana hidrófuga, asemejando así a las tradicionales cubiertas de los ampliamente difundidas.

Sigamos adelante analizando los siguientes casos en los cuales se emplean cubiertas horizontales para generar una arquitectura cúbica.

Veremos que este tipo de soluciones de cubiertas son ampliamente empleadas en todo el  mundo.

Vivienda prefabricada. USA

Arq. Rocío Romero

Una caja simple, con grandes aventamientos donde los tabiques interiores no son portantes, y por lo tanto móviles.

Ejecutada con maderas de bosques implantados. Aporte a la mejora ambiental.

La madera no se visualiza en el exterior.

Vivienda prefabricada. USA
Arq. Rocío Romero

Para nosotros los arquitectos que impulsamos un uso mayor de la madera para resolver los problemas del hábitat, solo existen los árboles implantados.

Los bosques nativos tienen funciones importantes que cumplir, y para ello deben seguir siendo árboles y no madera.

Algunas imágenes nos irán internando en la tecnología y modo de producción del diseño de la vivienda LV, una de las alternativas que nos propone Rocío

De entrada nos encontramos con el conocido OSB, que parece que es la placa derivada de la madera, que por sus modos de producción tiene un funcionamiento y un costo, que comienza a no tener competencia.

El bastidor, ese ABC, de los sistemas de trama tipo “ballon frame”, parantes de dos por cuatro pulgadas cepilladas, soleras superior e inferior.

Un ángulo sirve de apoyo a un frente armado con tecnología de “poste – viga”, que posibilitan los grandes aventamientos que identifican, entre otras, este sistema.

            

El muro del basamento de bloques de cemento ha sido tratado con pinturas hidrófugas, para evitar el ingreso de humedad al basamento, pese a que el mismo no tendrá continuidad con la caja seca.

En la imagen ya aparece la primera acción, la de colocar lo que denominamos el basamento seco, algo así como un mezcla de entrepiso y contrapiso o platea. En nuestros modos de construcción tradicional.

  1. la esbeltez de las piezas, casi tablas  colocadas de canto. no olvidar que estas vigas no quedan a la vista, son parte del basamento.
  2. la madera de conífera.
  3. el color de la madera que indica  tratamiento para su duración.
  4. la simplicidad de la realización de las instalaciones.
  5. el “sofisticado” equipamiento que se  usa para realizar el trabajo (las ventajas del primer mundo).

Las vigas del basamento están revestidas con el placado compuesto por el ya mencionado OSB.

             

Una serie de paneles son los que arman la “carga” de la terraza, para permitir el escurrimiento del agua. Estos paneles además de configurar la pendiente materializan la aislación térmica del techo.

No olvidemos que estamos ante un caso de cubierta plana, y sin libre escurrimiento. El agua de lluvia es conducida, por las pendientes mínimas del techo, hacia los correspondientes embudos de desagüe pluvial.

Al exterior, el revestimiento está formado por chapas lisas y sinusoidales aluminio natural.

Este caso, por su composición formal y terminaciones exteriores hace que  el mismo no parezca una construcción en madera, pero como hemos podido apreciar la misma está totalmente materializada en madera y sus derivados.

Casa Rivo, Cutipay, Valdivia, Chile

Mauricio Pezo – Sofía Von Ellrichshausen, arquitectos

En este caso la arquitectura Chilena nos convoca para mostrarnos una vivienda de diseño contemporáneo.

La vivienda se encuentra a las afueras de la ciudad de Valdivia, capital de la provincia del mismo nombre, cerca del Rio Cutipay,  a unos 1000km al sur de Santiago, la capital de Chile.

Ya veremos en alguna imagen, la particular implantación que eligieron sus moradores.

Los autores, Pezo – Von Ellrichshausen, arquitectos,  fundaron su estudio en Buenos Aires en el año  2001, actualmente están radicados en Concepción, Chile.

Vayamos a la obra. Es la casa de una pareja que tomó una “romántica” decisión.

Dejar su casa en la Capital, Santiago, para irse a vivir y a trabajar, en medio de una selva tropical.

El nombre fitogeográfico, es Selva Valdiviana, también conocida por Bosque Valdiviano, se encuentra en el centro y sur de Chile, y regiones fronterizas de Argentina. Se caracteriza por tener bosques siempre verdes, de múltiples estratos, en un clima templado – lluvioso.  Abarca unos 248.100 Km2, entre el paralelo 35º y el 48º de latitud sur.

A los autores les parecía muy interesante la idea de los propietarios de cambiar la ciudad por la selva, pero expresaban sus reparos o preocupaciones, de la siguiente manera:

“Cómo harían dos personas para pasar todo el día completamente solos, sin niños, y en algunas pocas habitaciones. El aburrimiento podría preverse como posible y el cansancio entre ambos, como una amenaza.”

Estos planteos que parecían problemas, percibidos a priori en el meta proyecto (esto de pensar antes qué quiero y no cómo lo quiero), se convirtieron, en las claves para encontrar el diseño buscado por los autores y esperado por los habitantes  definitivos.

La casa como mencionamos más arriba, tiene una volumetría cerrada, simple y compacta.  La superficie total es de 160 m2. Veamos las plantas y un corte en perspectiva que nos ayuda a entender, lo que fue la idea rectora al momento del diseño.

La idea fue crear distancia entre los espacios de la casa, para estimular el recorrido, y los encuentros, casi como una “colisión” entre los habitantes.

El espacio interior se hizo una secuencia enmarañada, compuesta de ejes verticales y horizontales. La casa fue concebida como un interior pequeño e incoherente, para proteger a sus habitantes de la rutina y el aburrimiento.

Interesante cómo una “preocupación”, se transforma en eje del diseño, y le da solución con la arquitectura.

Esas “soluciones” aparecieron en la contención de  todo el programa requerido, en un volumen compacto y monolítico, y que además tuviera la altura suficiente para asomarse sobre el follaje de los árboles, para conseguir visuales y una buena porción de sol durante el día.

Veamos imágenes.

La estructura de la casa es en trama de madera, tipo bastidores.

Veamos algunas particularidades:

– La aparición de vigas en dinteles y como apoyo del entrepiso, en una especie claramente distinta por la coloratura, y que como vimos en la imágenes que ya pasaron y veremos en las que vendrán, no forman parte de la arquitectura.

Al exterior, el siding, es un doble tramado de tablas verticales de araucaria (comúnmente llamado Pino), sin impregnación y sin cepillar, con tapa junta y un tratamiento exterior, pintado con una mezcla de aceite y alquitrán, que es algo muy utilizado en la zona para el tratamiento de construcciones rurales.

Las ventanas, dispersas, sin ritmo, ni medida fija, enmarcan arbitrariamente el paisaje de bosque circundante y las visuales hacia el río Cutipay, en consonancia con la premisas de no rutina, no repetición, no aburrimiento.

En muchos de los casos son simples vidrios fijos, los que permiten la conexión de la vivienda con el exterior.

Al interior, las tres habitaciones de uso privado (el dormitorio de la pareja y los estudios para cada uno), están lo más lejos posibles, para así estimular la búsqueda y los desencuentros. Los pasillos perimetrales, con cambios bruscos de dirección, y ventanas como foco, aumenta y promueven estas sensaciones.

Las actividades públicas se dan en un espacio abierto, orientado al norte, que permita recorrer con lecturas transversales y diagonales la topografía del lugar.

Al interior todo también es madera, pisos paredes y cielorrasos, sea en tableros multilaminados o en tablas también de pino, donde los nudos, nos guste o no,  juegan un importante papel decorativo.

La forma simple, el diseño minimalista, fueron concebidos en forma fácil y económica, incorporando de manera muy ingeniosa el particular estilo de vida de sus propietarios.

“THE RED HOUSE”, Oslo, Noruega           

En este caso  veremos una vivienda diseñada por un estudio cuyos titulares son dos jóvenes arquitectos noruegos.

El estudio Jarmund/Vigsnæs AS Architects, es creado en el año 1996, por Einar Jarmund Hàkon Vignæs.

Se establece en la ciudad de Oslo, Noruega, y cuenta en la actualidad con un staff de 14 personas.

Trabajan principalmente en Noruega, pero tienen trabajos también en otros países europeos.

Se dedican mayoritariamente a edificios públicos y proyectos de viviendas.

.La vivienda objeto de esta nota es, denominada por los autores, “The Red House”. “La casa roja”

.La construcción, está situada en la ciudad de OsloNoruega.

.Para darnos una primera impresión del entorno que posee, comprendamos que la ciudad de Oslo, está en el paralelo 60º del Hemisferio Norte.

.Si buscáramos esta situación en el Hemisferio Sur, más precisamente en Argentina, estaría bastante más al sur, que nuestra ciudad más austral, Ushuaia.

.El paralelo 60º es el límite norte del Sector Antártico Argentino.

Con estas referencias, empezarán a imaginar que en el entorno de esta vivienda no va faltar la nieve con su blancura infinita, y cuando su manto desaparezca y ya no lo cubra, un frondoso bosque boreal.

Lo que me pareció de muchísima belleza, es la forma en que la arquitectura presente en este diseño, juega con su entorno, provocándolo y aprovechándose, en cualquiera de los casos, (nieve o bosque) de su monotonía cromática.

Es una vivienda unifamiliar, que tiene 175m2 y fue terminada en el año 2002.

El proyecto se desarrolla sobre un terreno inclinado, que es parte de un valle que tiene en su lecho, un río.

Está implantado en el terreno, con su lado más largo en el sentido de la pendiente (y perpendicular al río), “cruzando el valle dramáticamente”, al decir de los autores en su página Web.

Esta disposición de arquitectura y terreno, imponen tener más de un nivel en la vivienda, tal como lo podemos ver en el corte.

En el piso superior están la cocina y los dormitorios de los padres, con vistas predominantes al sur.

En el piso inferior se encentran los dormitorios de los hijos, y un salón de juegos, con vistas hacia el norte.

Comentan los autores que, “Esta doble orientación es la base para el dinamismo del proyecto, y el diseño está con todas sus dimensiones enfocadas a reforzar este concepto”.

En el corte se puede apreciar claramente la cubierta plana de la vivienda, en donde las pendientes son las mínimas para permitir el escurrimiento de las aguas de lluvia.

El exterior en casi toda su superficie, es un sidding, de tablas de madera pintadas.

Según los autores “El color refleja el temperamento del cliente”; y seguramente esto es muy cierto, (es el que en definitiva tendrá frente a su vista y vivirá todos los días en la casa) como también lo es, que tuvo esta decisión, un gran acompañamiento de parte de los arquitectos, que se ve reflejado en el diseño propuesto.

Podemos ver que estructuralmente, hay combinación de varios sistemas, algo de mampostería en hormigón, (en la parte inferior) y madera con sistema columnas y vigas en madera laminada encolada, y también muros de trama, que se llevan la mayoría de la superficie de la caja exterior.

En el interior, pareciera como que la tranquilidad monocromática del entorno, se haya apoderado de él.

Con la nieve externa, cuesta dilucidar donde empieza y termina la casa. Imaginemos que en la temporada cálida, el verde del bosque juega un contraste más profundo.

Lo que es innegable, es que la casa desde su interior, se entrega a su entorno, y lo hace participar de ella de una manera importante.

Las puertas y ventanas son en madera, como también los pisos y algunos revestimientos interiores.


Conozca nuestras
líneas de productos

PARTNERS ESTRATÉGICOS

Suscribite a nuestro Newsletter

y recibí las últimas novedades en tu email