+54 341 4941385 | Carcarañá, Santa Fe, Argentina.

Ventajas de la madera laminada ante el fuego. Protección contra el fuego eficiente y económico

Protección contra el fuego eficiente y económico

En Estados Unidos, el empleo de vigas laminadas es ampliamente aceptado como una de las formas más eficientes y menos costosas de satisfacer las normas reconocidas de protección contra incendios, según establecen los reglamentos de construcción.

Los avances logrados en los métodos de pruebas y en la tecnología de prevención de incendios han favorecido una mayor comprensión de la forma en que las vigas laminadas responden a la exposición al fuego. A su vez, este conocimiento ha conducido al desarrollo de procedimientos de diseño que mejoran aún más el desempeño de los materiales una vez expuestos al fuego.

LA DIFERENCIA ENTRE “A PRUEBA DE INCENDIO” Y “SEGURO EN CASO DE INCENDIO”
Los edificios a prueba de incendio no existen. El contenido de la mayoría de los edificios es combustible. Como tal, a menudo es el contenido del edificio, no sus componentes estructurales, lo que presenta el mayor peligro en caso de incendio, tanto a vidas humanas y de animales como de daños materiales. El fuego del contenido de los denominados edificios “a prueba de incendio” puede ser de efectos tan serios, que incluso una estructura incombustible puede desplomarse.

El siniestro ocurrido en la sala de exhibiciones McCormick Place de Chicago, Illinois, EE.UU., es un ejemplo clásico. Todos los miembros estructurales de esta enorme sala de exhibiciones, incluyendo los muros que no eran de carga, estaban construidos de materiales incombustibles. En 1967, un incendio se extendió con rapidez por el contenido de la sala, generándose temperaturas tan elevadas, que las vigas, trabes y armaduras de acero se torcieron por el calor, y todo el piso se desplomó. El edificio se perdió totalmente, a un costo de US$150 millones.

Con esta y otras lecciones, la meta ahora es la de un diseño “seguro en caso de incendio”, en lugar de “a prueba de incendio”, y puede lograrse con materiales estructurales combustibles, siempre y cuando se cumplan las disposiciones de los reglamentos de construcción. Además de los materiales estructurales, debe considerarse la combustibilidad del contenido y mobiliario, acabados interiores, el grado de protección proporcionado por los rociadores interiores y la disponibilidad de equipo adecuado de extinción de incendios. También los detectores de humo fiables con sistema de alarma y las salidas de fácil acceso son vitales para proteger los edificios y a sus ocupantes.

Resultado de un incendio en la compañía Turbotech, Inc. de Vancouver, Washington, EE.UU. Las vigas laminadas permanecen erectas, mientras que el resto del supuesto edificio “a prueba de incendio” se desplomó.

 

Publicación del  Instituto Norteamericano de Construcción con Madera (AITC)


Conozca nuestras
líneas de productos

PARTNERS ESTRATÉGICOS

Suscribite a nuestro Newsletter

y recibí las últimas novedades en tu email